Una nueva y más humana Era de Negocios...

El avance tecnológico del que hemos sido testigos durante los últimos años lo ha cambiado todo. Nuestra manera de interactuar y de comunicarnos es diferente, nuestra manera de aprender y de resolver problemas es diferente, y la forma en que trabajamos también ha evolucionado. 

¡Adiós a la Era de la Economía Industrial!

Han llegado el hashtag, el freelancing, los productos virtuales y los servicios intangibles. Un chico de 16 años se hace rico desde la comodidad de su cuarto y un perro se vuelve famoso cada 15 minutos... Todo lo anterior, aunque en ocaciones todavía nos sorprenda, se ha vuelto cotidiano, pero era impensable hace un par de décadas. 

Mientras, el planeta nos pide a gritos que despertemos. Es urgente poner un freno a todo este caos ecológico, político y social que estamos viviendo o las futuras generaciones heredarán una Tierra infértil y acabada.  

¿Cómo pueden tanto avance tecnológico y tanto desgaste social y ecológico convivir al mismo tiempo?

La realidad es que no conviven en armonía, en muchos casos lo segundo es el resultado de lo primero. Pero, ¿será que sólo queda continuar girando vertiginosamente hacia La Nada*?

Una nueva y más humana Era de Negocios ALE ZENTENO BLOG

Por un tiempo creí que sí. Me hizo inmensamente feliz darme cuenta de que estaba equivocada. Algo bueno va surgiendo de entre esta maraña de acontecimientos: El fin de la Economía Industrial ha traído el inicio de la Economía del Conocimiento y con ella viene de la mano la Era Social*.

Es decir, la manera de hacer negocios ha tenido que evolucionar también.

Han aparecido nuevos parámetros del éxito, tanto individual como empresarial y han surgido nuevas formas de hacer dinero y de comunicarnos. Los grandes imperios empresariales construidos en altísimos y lejanos edificios que separaban a los directivos y sus empleados de los consumidores finales con un muro impenetrable y, además, monopolizaban el mercado, ahora compiten con microempresas y solo-empresarios que, por su naturaleza, se adaptan con mucho mayor facilidad a la tendencia de esta nueva Era Social de negocios.

¿Y cuáles es esta tendencia?

La conexión. La web 2.0 y las plataformas de redes sociales han cambiado las reglas del juego. Internet ha puesto en un terreno más equitativo a los pequeños empresarios con las grandes empresas. El trabajo artesanal de un producto o el valor intelectual de un servicio son mucho más valorados que antes, y no son necesarios enormes presupuestos publicitarios para alcanzar a los consumidores.  Ya no basta con lanzar un anuncio de TV y decir que un producto o servicio sirve, es necesario hacer click con la mente y el corazón del consumidor. Conectar con sus sentimientos, con sus valores y con sus ideales. Y estos sentimientos, valores e ideales están pidiendo (y muchas veces exigiendo) empresas más responsables en términos sociales y ecológicos, empresas que también tengan valores e ideales propios, empresas mas humanas. ¿Qué más da si algunas de las empresas que nunca se preocuparon comienzan a hacerlo nada más para quedar bien con sus clientes si lo importante es que ya se están ocupando?

Lo maravilloso es que tener un negocio con causa no está limitado a las grandes marcas.

Todos podemos hacer uso de esto como una estrategia, ya sea en nuestro mensaje, nuestros procesos o en los mismos productos o servicios que ofrecemos. Por ejemplo, yo no dejé de comer carne hace 9 meses sólo para poder venir a escribirlo en este post, pero voy a mencionarlo siempre que me parezca que eso me ayudará a que confíes en mis valores como es, en este caso, mi compromiso con el medio ambiente... 

Con todo lo anterior quiero mover tu piso, pequeña gran emprendedora, quiero decirte que poner una intención positiva en tu negocio puede traer grandes beneficios, no sólo a tu economía, si no a tu comunidad, al país y al planeta.

¡Hecha a volar tu imaginación! Quizá tu marca pueda representar alguna causa, quizá los materiales que utilizas en tus productos puedan provenir de comercios más justos, nacionales o de fuentes renovables o recicladas. Quizá tu mensaje inspire a muchos a trabajar por el cambio que tanto queremos ver... Tú impacto puede ser tan grande como la intención que pongas en lo que haces.

Yo encontré mucha paz y motivación al darme cuenta de que podía usar mi negocio para hacer la diferencia y que, como resultado, podría generar más ganancias. Espero que tú también encuentres inspiración en esa idea y pongas manos a la obra.  


*La Nada destruía el país de Fantasía en "La Historia Interminable" de Michel Ende.
*La Era Social, mencionada en el libro "11 reglas para crear valor en la #Era Social" de Natalie Merchant

SUSCRÍBETE MI BOLETÍN Y OBTÉN ACCESO A

los regalos de bienvenida que tengo para ti :)

La Biblioteca de Recursos Gratuitos para Emprender Online

Reto de 5 días "Encuentra tus precios para prosperar"



Recuerda que:

Una vida plena, creativa y auténtica se vive con pasión y con compasión.


 

Espacio dedicado a que profesionales independientes y creativas como tú encuentren su lugar en este loco mundo digital.


Revisa por categoría:


¡Hola, soy Ale!

Estratega de negocios en línea y diseñadora web en Squarespace. 

Soy viajera de corazón, campeona de maratones en Netflix y, para el sushi, siempre tengo un "huequito".

Más sobre Ale→


Suscríbete mi boletín

y obtén acceso a

los regalos de bienvenida

que tengo para ti :)



También te puede interesar:


Reciente en el blog: