Las 3 métricas más importantes de tu negocio online

 Por qué no debes clavarte con los “números de vanidad”


No importa que seas artista, artesana, coach, blogger, diseñadora, creadora de cursos o talleres online, escritora, o emprendedora de cualquier tipo, en los últimos años se ha generado una gran presión por llevar nuestro negocio a las redes sociales.

Que si debemos estar en Facebook, que si tenemos que abrir una cuenta de Instagram, que si hay que aprender a usar Twitter, que si Periscope ya pasó de moda, que si lo de hoy es Pinterest.

En fin, existen un montón de plataformas y parece que debemos dividirnos en 1000 para poder generar contenidos para todas.

Esta presión me llega también y me siento como un hámster que da vueltas como loquito en la rueda fija de su jaula. Corre y corre… dale y dale… sin realmente llegar a ninguna parte.

Todo sea por conseguir un nuevo seguidor.

¿Será que esta forma de llevar nuestro negocio online, de verdad está generando los resultados que queremos?

3-metricas-de-tu-negocio-online-que-importan.jpg

¿Cuántos de esos seguidores verdaderamente se convierten en clientes que pagan por nuestros productos y servicios?

Y lo más importante, todos estos contenidos que estamos generando, ¿realmente alimentan nuestra plataforma?, ¿o sólo están volviendo más ricos a los dueños de las apps de redes sociales? –¡Hola, Mark Zuckerberg!-

Si has leído alguna de las entradas anteriores en mi blog, quizá ya sabes que hago mucho énfasis en la importancia de concentrarnos en hacer crecer nuestra propia lista de contactos por encima de hacer crecer el numerito bajo nuestro nombre en cualquier red social.

Enfocarnos únicamente en las redes sociales es como querer hacer crecer nuestro negocio en el local de alguien más y no en el propio.

No hay nada bajo nuestro control. El algoritmo, los términos y condiciones de estas plataformas pueden cambiar cuando a sus creadores les apetezca y nuestro negocio puede verse afectado sin mucho que podamos hacer al respecto.

Hay que recordar siempre: el contacto con nuestros seguidores en redes sociales NO NOS PERTENECE, pertenece a la red social.

Si la red social pasa de moda como sucedió con MySpace o Periscope, adiós contacto. Si la red social por alguna razón elimina nuestro perfil o si lo hackean–como le ha sucedido a muchos- adiós contacto.

Creer que basta con hacer crecer nuestro following en redes sociales para tener un negocio exitoso, es ceder el control de nuestro alcance y de nuestra conexión con nuestros seguidores y posibles clientes.


Otro ejemplo es la reciente sacudida que se dio entre los youtubers porque esta plataforma cambió las reglas sobre quiénes califican para entrar a su programa de partners (en el cual Youtube paga a los creadores de contenidos por las vistas que reciben en sus canales). Algunos que ya estaban dentro, quedaron fuera, y todos aquellos que llevaban un tiempo trabajando en sus canales pero que aún no lograban entrar al programa, ahora deberán trabajar muuuuuucho más duro para lograr calificar.

Es decir, que con las plataformas de redes sociales no tenemos ninguna garantía de lo que pueda pasar con nuestro negocio.


Por otro parte, creo que ese numerito bajo nuestro nombre en redes sociales es una “métrica de vanidad”, pues aunque definitivamente brinda cierto tipo de status y prueba social pero, al final del día, puede no hacer ninguna diferencia en los ingresos que genera tu negocio.

Un following de miles de seguidores no es sinónimo de dinero en el banco.


Así que la primera métrica que debes tener en mente con tu negocio –online u offline- es: 

Tu ingreso 

Y obviamente, a partir de tus ingresos debes medir tus ganancias netas, pero para fines de este artículo lo que digo es que debes fijarte en cuánto dinero estás ingresando. 

¿Suena lógico? ¡Lo sé! Pero a muchos se nos olvida a veces porque, debido a la misma naturaleza de las redes sociales, todo se trata de la gratificación inmediata. Es súper emocionante recibir un nuevo like pero, si al final del día, ese like no trae dinero a casa, no tiene sentido.

Así que hago mención de esta métrica aunque parezca obvia y hasta tonta, porque veo a muchísima gente clavada en la idea de crecer su following con la esperanza de que el dinero llegará gracias a eso. Yo me distraigo en esto muy seguido, pero sin estrategia y sin darle a las redes sociales el verdadero lugar que deben ocupar en el tablero, difícilmente va a llegar el dinero que esperamos.

Los grandes expertos en online marketing lo repiten una y otra vez: el dinero está en la lista. El dinero está en la lista.

¿De qué lista hablan? De tu propia lista de contactos. De los suscriptores que tengas a tu propia plataforma.


Esa es la segunda métrica que debe preocuparte con tu negocio online:

Cuántos suscriptores hay en tu lista de contactos.

Entiendo que a muchos les parezca una métrica cero sexy, la verdad es que, a menos de que compartas tus estadísticas al público, no hay lugar donde puedas presumir la cantidad de suscriptores que hay en tu lista.

Pero confío plenamente en lo que dicen los expertos y en lo que he aprendido de mis mentores porque lo he experimentado por cuenta propia. Mi negocio online es joven y no es como que me genere muchísimo dinero, pero el dinero que ha entrado, todo al 100%, ha venido de mi lista de suscriptores. Y es una lista pequeñita, pero es la que me ha generado verdaderos clientes.

Mis suscriptores han entrado a mi lista de contactos porque me han confiado su nombre y correo electrónico a cambio de alguno de mis recursos gratuitos.

De esa forma he podido brindarles valor y cultivar una relación con ellos, lo que permite que me conozcan, que descubran lo que hago y que confíen en mi negocio.

Ese impacto difícilmente puede igualarse en redes sociales. 

Los likes no pagarán la renta al final de mes, pero un porcentaje de los suscriptores de tu lista sí puede hacerlo.


Cultivar una lista de contactos puede funcionar para cualquier tipo de negocio online y también para negocios offline que buscan cimentar su presencia en línea. Marcas tan grandes como Nike, Starbucks o Girlboss implementan estrategias para capturar contactos, pero marcas pequeñas como el mía, pueden -y deben- hacerlo también. 

En el mundo del marketing se conoce como generación de leads. El email marketing es la estrategia que te permite cultivar una relación con esos leads (prospectos) para volverlos clientes.

Grandes artistas como Bruno Mars o Madonna, también conocen la importancia de cultivar su propio contacto con sus fans, a pesar de contar con cuentas de miles y miles de seguidores en redes sociales.

 

¿Cómo funciona?

Definitivamente contar con un blog puede ser de mucha ayuda ya que la generación de leads se vuelve mucho más orgánica y constante, pero si de momento la idea de montar un blog y crear tu sitio web y etcéteras es muy abrumadora para ti, una simple página de aterriza conectada a tu cuenta de servicio de correo electrónico –en Mailchimp o ConvertKit, por ejemplo- puede ser suficiente.

Una página de aterrizaje, es una página en la web donde ofreces algún "incentivo gancho" para que tus seguidores se registren a cambio de obtener acceso a algo que sea de su interés.

Por ejemplo:

  • Si vendes tus productos artesanales, quizá puedes ofrecer un cupón de descuento o un envío gratis.

  • Si ofreces servicios fotográficos para bodas, quizá puedas brindar una lista en PDF de los mejores lugares para tomar fotos románticas en tu ciudad.

  • Si ofreces servicios de coaching nutricional, podrías proporcionar una checklist de alimentos que causan diversos daños a la salud.

  • Si planeas vender cursos online, podrías presentar un webinar gratuito introductorio donde resuelvas algunas de las dudas de tus posibles futuros alumnos a manera de posicionarte como experta en tu tema.

Tu gancho (lead magnet) puede ser tan complicado o sencillo como tu imaginación lo permita.

 

La opciones más usadas son:

  • Cupones

  • Checklists

  • E-books

  • Audios

  • Mini cursos de video

  • Webinars

 

Algunos ganchos que he visto funcionar muy bien son:

  • El e-book de Maria Montemayor en Energía nutritiva

  • El audio “How to get anything you want” de Marie Forleo.

  • Los descuentos de la imprenta 360Imprimir.


Casi para terminar, quiero aclarar que este post no es para nada un artículo anti- social media, de verdad que no lo es.

De hecho, la métrica número 3 que debes cuidar respecto a tu negocio está muy ligada a las redes sociales pero desde un ángulo que quizá no te habías planteado:

Debes medir tu impacto

– Y esta métrica también aplica tanto a lo online como offline-.

Esta medida realmente yo no la tenía tan contemplada hasta que escuché un episodio "THE MIND YOUR BUSINESS PODCAST" de James Wedmore y es una medida donde las redes sociales juegan un papel muy importante al momento de crear una presencia online, pues es el lugar donde podemos interactuar con nuestra comunidad y compartir pedacitos de nuestro día a día para comenzar a crear conexiones. Es decir, que pueden ayudarnos a medir nuestro imparto.

Quiero que reflexiones una cosa:

Imagino que sigues a algunos actores y músicos a través de Instagram. ¿Los empezaste a seguir antes de que se hubieran hecho famosos?, ¿O más bien viste alguna de sus películas o escuchaste sus canciones y entonces comenzaste a seguirlos?

A menos que el actor o músico sea pariente tuyo, lo más seguro es que lo empezaste a seguir después de haber visto algo de su obra.

¿Por qué imaginamos que va a ser diferente para nuestro negocio?

Si no creamos contenidos de valor que nuestra posible audiencia pueda consumir para engancharse, no le estamos dando razón para que se enganche.

Sé por experiencia propia que esta presión de alimentar los perfiles de redes sociales de nuestro negocio creyendo -y confiando- que son la única estrategia que debemos implementar, puede rápidamente convertirse en un agujero negro que absorbe grandes cantidades de tiempo –y hasta dinero- que en muchos casos no suma lo que debería a la generación resultados para nuestro negocio.

Todo es parte de una gran estrategia para tu negocio online.

Si las redes sociales forman parte de tu estrategia, deben hacerlo en una etapa inicial como un medio para compartir tu mensaje y lograr conexiones, y en una etapa avanzada para cultivar la relación con tu comunidad, pero no como el centro ventas de tu negocio.




Te dejo un fuerte abrazo,

nos encontramos muy pronto

y recuerda