Primeros pasos para crear un blog

Comenzar un blog para posicionar mi marca personal o negocio en internet.


Montar un blog es una herramienta vital para conectar con tus clientes potenciales y echar a andar los engranes de una estrategia de marketing sólida en internet. 

Pero toda la idea puede ser un poco abrumadora si no tienes un camino a seguir para comenzar.

En este artículo te comparto los primeros, primeritítos pasos para planear el lanzamiento de tu blog, pero es importante decir que está dirigido a emprendedoras con una idea de producto o servicio ya clara -o más o menos trabajada-.

Si quieres bloguear sobre lo que sea y esperas hacer dinero colocando anuncios en tu blog, este no es tu artículo, my friend.


Este blog post se acompaña de 3 videos si prefieres ver y escuchar que encontrar el tiempo de ponerte a leer ;)


primeros-pasos-para-crear-un-blog-que-promueva-tu-negocio.jpg

En el primer video te hablo de las consideraciones generales que debes plantearte antes de iniciar el blog para promover tu marca personal o negocio en internet.

En el segundo video te comparto algunas notas sobre los formatos más comunes para comenzar un blog.

Y finalmente te compartiré cómo llevo -o intento llevar- mi calendario editorial.



5 pasos importantes antes de crear tu blog:

1.-Define tu audiencia y tema.

Para crear contenidos de valor que alguien realmente esté buscando y quiera consumir, es muy importante que definas a quién te estarás dirigiendo. Algunas preguntas que puedes plantearte en esta etapa son:

  • ¿Quién es tu cliente ideal?

  • ¿Qué problemas o necesidades tiene?

  • ¿Cómo puedes ayudarle?

  • ¿Qué necesita saber para descubrir tus productos o servicios?

 

2.- Encuentra el nombre perfecto.

Encontrar el nombre para tu blog es un proceso parecido al de buscar un nombre para tu negocio y no hay nada de malo si  tu blog y tu negocio se llaman igual.

Lo más importante aquí es encontrar un nombre que represente a tu marca y a la temática de tu canal, que sea atractivo para tu audiencia y que te deje un espacio para jugar y crecer, de manera que no te limites a un tema ultra concreto. Es importante definir tu nicho pero vas a crecer y evolucionar y lo ideal es que tu blog pueda hacerlo contigo.



3.- Determina un formato para tus contenidos.

El formato juega un papel muy importante pues, de elegirlo mal, es posible que tu mensaje no brille con toda su fuerza. Puedes decidir entre:

  • Texto

  • Video (vlog)

  • Audio (podcast)

  • Fotografía

En el video más abajo te comparto cómo puedes elegir ;)

 

4.- Escoge una plataforma para construir tu blog.

Hay muchísimo que se puede decir sobre este tema y te voy a dejar algunos links para que revises información más completa, pero es importante decir que, si se trata de un blog para tu negocio o marca personal, los subdominios tipo tunegocio.wix.com quedan fuera. Para comenzar a construir una presencia online que genere confianza debes invertir en tener tu dominio propio.

Por otro lado, antes de decidirte por una plataforma, sería bueno que enlistaras las funcionalidades que requiere tu negocio online. No sólo necesitarás un blog, probablemente quieras vender algo o tener la capacidad de recolectar datos de suscriptores, etc... Esto debe influir tu decisión.



5.- Determina tu calendario editorial.

La constancia es clave para un blog de éxito. Analiza a tu audiencia y tus capacidades para determinar cada cuándo vas a publicar nuevos contenidos. 

Te comparto más info al respecto en el último video de este post ;)


Posibles formatos para tus contenidos

Como te decía, encontrar el formato ideal para dar a tus blog post juega un papel fundamental en el éxito que puedas alcanzar con tu blog.

Si creas contenidos en un formato que no te haga sentir auténtica, y/o si creas contenidos en un formato que no haga sentido con lo que quiere consumir tu audiencia o con lo que haga destacar las cualidades de tu negocio creativo... el mensaje se va a perder.

Es decir que no tiene mucho sentido que decidas hacer videos (por mucho que todo mundo te hable de lo efectivos que son) si te aterra estar frente a la cámara. Muy probablemente tu constancia se verá afectada por esta decisión.

O, por ejemplo, si tu audiencia se caracteriza por estás siempre ocupada (digamos que son mamis y papis con hijos pequeños), quizá un blog de texto que implica que tu audiencia haga una pausa para leer, no tenga tanto sentido. Tal vez sea mejor ir con un podcast, pues es un formato que permite consumir los contenidos mientras se realizan otras actividades como manejar o hacer ejercicio. 

Finalmente, si tu negocio requiere que muestres mucho contenido visual (diseño de modas, preparación de alimentos, estilismo), tendrás que organizarte para tomar las fotografías y/o videos necesarios aunque quizá a ti no se te de muy bien usar la cámara.

Es un juego de encontrar el punto medio.



¿Qué formatos hay?

Los más comunes son:

Texto.

Para todas aquellas a las que desde siempre les ha gustado escribir en diarios, por ejemplo. También si sabes que eres buena redactando y tu ortografía es por lo menos decente. Que te guste leer será un graban plus.

Video.

Un vlog será buena opción para todas aquellas que se sientan cómodas frente a la cámara, que puedan desarrollar sus ideas con elocuencia, sin sucumbir al pánico escénico.

Audio.

Empezar un podcast le irá de las mil maravillas a aquellas a las que les guste desarrollar sus ideas de una forma muy conversacional. Es importante tener buena dicción y un ritmo fluido al hablar. 

Fotografía.

Es claramente la opción para artistas de la fotografía o el diseño, o para quienes quieren crear un blog de recetas o manualidades. Eso sí, de escribir no te salvarás pues las fotografías solas no harán ningún sentido, ademas de que necesitas palabras para impulsar el SEO de tu blog (posicionamiento en los motores de búsqueda como Google).


Calendario editorial de contenidos

Dos de los grandes temores al comenzar un blog son si tendremos tiempo o no para mantenerlo y si tendremos que enfrentarnos a la hoja en blanco porque las ideas se agotaron.

Y esto tiene una solución que es bastante lógica, pero no por ello simple:

Establecer un calendario editorial y apegarnos a él "no matter what!"

Se dice fácil pero no lo es tanto, se requiere disciplina y mucha estructura.



El calendario editorial se ve diferente para cada quien porque el ritmo de cada negocio y de cada profesional es diferente.

Yo te comparto el tip que mejor me funciona a mí.

Crear el contenido por "tandas". 

-¿O sea, cómo? 

A lo que me refiero con esto es que determino unos tres o cuatro días al mes para realizar la tarea de crear mis contenidos para todo ese mes. Desde generar las ideas, hasta la publicación.

Día 1= Arrojar ideas suficientes para los contenidos de al menos un mes.

Día 2= Crear los borradores y/o guiones de cada pieza.

Día 3= Grabar lo que se tenga que grabar o corregir borradores.

Día 4= Programar publicaciones y planificar la promoción de los contenidos.

El chiste es estar al menos dos semanas adelantadas a la fecha de publicación para evitar crear contenidos a última hora o saltarnos las fechas establecidas para publicar.

Recuerda que tus seguidores quieren precisamente poder SEGUIRTE, si publicas una semana en lunes, la que sigue en jueves y luego te olvidas por un mes y vuelves a publicar un sábado, será imposible que tu audiencia genere lealtad hacia tu marca.



También te puede interesar:


Te mando un fuerte abrazo,

nos encontramos muy pronto

y recuerda: