Cómo construir un negocio online paso a paso

Guía completa para comenzar a hacer dinero en internet ofreciendo servicios y/o productos digitales


El día de hoy te traigo un post que es el resultado de retroceder casi tres años en el tiempo al momento donde descubrí el mundo de los negocios en línea y las posibilidades de libertad de horario, locación y estilo de vida que emprender de esta manera ofrece.

Quizá hoy eres tú quien se encuentra justo en ese punto, llevas algunas semanas -o quizá meses- siguiendo ciertos blogs, canales de YouTube o cuentas en Insta que hablan de emprender en línea y trabajar desde casa o viajando por el mundo, y te sientes como yo en aquel entonces: completamente intrigada y hasta entusiasmada, pero sin idea de por dónde comenzar a desenmarañar todo el asunto.


paso-a-paso-para-crear-tu-negocio-online.jpg

Si formas parte de mi comunidad de suscriptores, quizá ya conoces la historia de cómo me inicié en esto de emprender online, si no te comparto el resumen:

Emprendí hace casi 10 años con un negocio de cafeterías de la forma más tradicional posible. Luego de 6 años y 3 locales y muchos empleados, acabé totalmente exhausta por el modelo de negocio, endeudada hasta la coronilla y mega desconectada del estilo de vida que realmente quería construir para mí misma.

Tuve que armarme de valor para vender mi negocio, pues es difícil dejar ir algo en lo que has invertido tanto, y decidí darme un tiempo para investigar y a aprender todo lo que pudiera sobre creatividad y emprendimiento. Fue de esta forma que descubrí los negocios digitales, el desarrollo de marca personal y el diseño web, y nada ha vuelto a ser lo mismo desde entonces.

Pese a tener más de seis años de experiencia emprendiendo, la verdad es que sobre negocios online no sabía absolutamente nada. Crear alezenteno.com ha sido un viaje de prueba y error, horas de estudio y, sobre todo, de autodescubrimiento.

En mi experiencia, para comenzar a hacer dinero en internet se requiere de mucha disposición a estudiar, a probar y a equivocarte. También se necesita una buena dosis de paciencia y unas ganas genuinas de conectar con tu audiencia y servir a tus clientes. Pones todo en un shaker con hielo, hojas de hierbabuena y un toque de jugo de limón, agitas con fuerza y ¡salud! Ahora puedes servirte un buen trago de delicioso negocio online que hace dinero bajo tus propios términos ;)

Me he puesto a dar marcha atrás sobre mis pasos y he repasado varios de los libros, cursos, artículos y episodios de podcast que en su momento me ayudaron a arrancar, para crear esta especie de hoja de ruta que puedo traerte el día de hoy sobre cómo iniciar un negocio digital que te brinde libertad de horario y locación.


Este post viene con regalo:

Para que tomes acción, he creado un cuaderno de trabajo que acompaña la guía de 9 pasos que encontrarás aquí.

En este cuaderno podrás ir registrando las respuestas a todos los planteamientos que te haré a lo largo de este post.


He organizado esta guía para crear tu negocio digital en 9 pasos:

  1. Desarrolla tu propuesta de negocio

  2. Traza un plan de visibilidad

  3. Configura tu tecnología

  4. Crea un servicio o producto Beta

  5. Crea un recurso para ofrecer gratuitamente

  6. Lanza tu negocio

  7. Implementa tu plan de visibilidad

  8. Revisa y afina

  9. Continua aprendiendo

Están organizados en el orden que considero ideal, pero si algo me queda súper claro es que las cosas rara vez salen de acuerdo al plan, así que tu camino emprendedor puede pedirte que adelantes algo o que lo retrases y eso no necesariamente está mal, siempre y cuando no olvides que todas estas partes son importantes y que en ciertos casos, saltarte un paso puede ralentizar tu avance. 

En resumen, nada está escrito en piedra. Se trata de tu negocio y tú eres quien habrá de poner las reglas, las metas y los tiempos, lo importante es que siempre te asegures de ser intencional e intentes evitar a toda costa dejarte llevar por el síndrome del “objeto brillante”.

Ese “objeto brillante” se puede manifestar en forma de la táctica de moda que supuestamente “tenemos” que aplicar, de un curso que supuestamente resolverá todos nuestros problemas, de una herramienta que supuestamente es la pieza que nos falta para hacer funcionar todo lo demás, etc…

Un negocio bien cimentado y con un plan a largo plazo, no depende de los “parches” que brinde ninguna táctica, curso o herramienta en particular. Por supuesto que todo ayuda, podemos dominar ciertas tácticas, emprendiendo tenemos que aprender todo el tiempo y las herramientas facilitan la vida, pero no te claves en esa parte porque el verdadero trabajo es mucho más basto, profundo y personal.

Basta de introducción y vamos de lleno a los 9 pasos para crear tu negocio online.

  1. Desarrolla la propuesta de tu negocio:

Básicamente tenemos que poner en palabras de qué se trata tu negocio y esto se logra encontrado la respuesta a tres preguntas fundamentales:

¿Cuál es el tema de tu negocio?

¿Qué ofreces?

¿A quién te diriges? 

Este es el paso donde profundizaré mucho más que cualquier otro en este post pues sin el paso 1 sencillamente no hay negocio. Todo lo demás se va acomodando una vez que tenemos claro el primer paso. Vamos a tratar las preguntas que te he planteado una por una, entonces:

¿Cuál es el tema de tu negocio?

 ¿Cuál es ese tema que te apasiona entorno al cual girará lo que ofreces?

Por ejemplo:

  • la fotografía

  • el diseño

  • el marketing

  • la crianza

  • los viajes

  • la productividad

  • la ilustración

  • la alimentación

  • la salud

  • el ejercicio

  • etc...

Es muy posible que si tu espíritu es multi-apasionado, dar con la respuesta a esta pregunta te resulte difícil. Yo te invito a que elijas un tema para comenzar y para posicionarte como experta(o). Poco a poco podrás ir incorporando nuevas temáticas que tengan relación entre sí, o echar andar todo un negocio diferente si se trata de algo que definitivamente no está relacionado.

La idea aquí es que a tu audiencia le sea muy fácil identificar y compartir con sus conocidos cuál es ese tema con el que tú puedes ayudar. Si tu audiencia no es capaz de entender tu tema (porque ni tú lo tienes claro) será muy complicado destacar, diferenciarte y cortar con el “ruido” que existe en internet.

Te pongo un ejemplo: Yo realizo muchas entrevistas a distintas emprendedoras digitales para mi canal de YouTube. A través de las redes sociales puedo contactar con muchísimas emprendedoras, sin embargo, sólo me animo a invitar a aquellas que tienen un mensaje súper claro. A aquellas de quienes entiendo los temas podemos tratar y qué es aquello que pueden aportarle a mi pequeña comunidad… Si no entiendo eso, sé que no soy capaz siquiera de determinar las preguntas para la entrevista.

Así que lo ideal es que de un tema tan amplio como puede ser el marketing, por ejemplo, tú seas capaz de distinguirte por especializarte en una rama en particular, digamos Facebook Ads.

Otro ejemplo sería la fotografía, donde puedes distinguirte por un estilo en particular o por especializarte en cierto tipo de clientes, por ejemplo, retratar bebés recién nacidos o bodas en la playa.

La idea es ir a lo muy concreto y posicionarte como experta y/o especialista. De esta forma podrás cobrar mejor, incentivarás la recomendación boca a boca y crecerás mas rápido.

Ahora, esto no quiere decir que lo tengas ultra claro desde el principio. Quizá a ti te sucede lo contrario que a la emprendedora multi-apasionada, tú tienes la impresión de que no hay nada que te apasione, en lo que podrías volverte experta(o) y que realmente pueda ser útil para los demás.

Quiero decirte que esto es algo altamente improbable, lo que hace falta es que veas el panorama completo y que busques donde nunca se te hubiera ocurrido. Quizá tu negocio online no tendrá nada que ver con aquello que estudiaste de forma oficial en la universidad, más bien con algún tema que te entusiasma y al que de alguna manera le has dedicado tiempo en tus ratos libres.

Un tema sobre el cual has ido recolectando información con el paso del tiempo, sobre el cual siempre te actualizas (a veces sin ser muy consciente de ello) y sobre el cual eres la persona a la que tus amigos y familiares acuden cuando quieren más información relacionada pues, de forma natural, te has posicionado como la persona que sabe del tema.

Piensa en temas sobre los que tus amigos te pregunten todo el tiempo o temas sobre los que te encanta consumir videos, libros, pelis y cualquier tipo de contenido. Quizá no seas el referente actual, pero podrías llegar a serlo si te vuelves más intencional respecto a la forma en que estudias el tema y en que compartes tus conocimientos.

Yo definitivamente no tuve las cosas claras desde el día uno. Cuando decidí iniciar mi negocio online sabía que quería hablar sobre emprendimiento pues es algo que me apasiona y en lo que tengo experiencia, sin embargo, al iniciar no tenía idea de que iba a especializarme en diseño web y de forma tan particular en Squarespace. Esto se dio después de crear contenidos por un tiempo y detectar que mi pequeña audiencia quería saber más sobre cómo me había creado mi propia web en esta plataforma.

Yo empecé hablando sobre emprendimiento en general, compartiendo mi propia experiencia montando mi negocio en offline en el pasado y, en ese momento, mi nuevo negocio en internet. Fue poco a poco que hice la transición a posicionarme cómo especialista en Squarespace a medida en que yo misma fui siendo mucho más metódica en mi forma de aprender sobre la plataforma y crear mis contenidos.

Así que depende un poco en qué punto de tu carrera te encuentres o si quieres iniciar un proyecto totalmente desde cero, lo vital es que elijas un tema, cuanto más concreto mejor, y que comiences a crear contenido. De esto hablaremos un poco más adelante.

¿Qué ofreces?

La intención de esta pregunta es ayudarte a estructurar tu modelo de monetización, es decir, tienes que definir qué vas a ofrecer a cambio de dinero.

Hay 3 modelos de monetización que son mis favoritos debido que brindan un grado de flexibilidad que tiende a ser alto en cuanto a la libertad de horario y de locación, e implican una inversión relativamente baja en cuanto al gasto en tecnología y de tiempo construyendo una audiencia requeridos para comenzar a generar ingresos:

1ª etapa - ofrecer servicios: asesoría, coaching, diseño, copywriting, asistencia virtual, manejo de redes sociales, fotografía, etc.

2ª etapa - vender productos digitales: ebooks, talleres pregrabados, plantillas, ilustraciones, cuadernos de trabajo, etc.

3ª etapa- afiliaciones y patrocinios: al promover servicios o productos de terceros.

La flexibilidad de un modelo de negocio y el tiempo que tome crear una audiencia es relativo a cada mercado en específico, sin embargo, propongo estas 3 formas de generar ingresos según la etapa de tu emprendimiento online porque me parece que combinan muy bien y trazan una evolución natural en el crecimiento de un negocio digital.

Cuando empiezas, tu audiencia está en cero. Ofrecer servicios 1 a 1 es una buena opción pues requieres pocos clientes para generar ingresos significativos.

Crear y vender productos digitales será más fácil cuando tengas una audiencia y, sobre todo, cuando tengas un mayor entendimiento de qué necesita de ti esa audiencia. La experiencia de trabajar con clientes 1 a 1 puede ayudarte mucho para desarrollar un producto digital que realmente sea relevante en tu mercado.

Finalmente, para recibir dinero promoviendo productos o servicios de alguien más, es importante haber dedicado el tiempo necesario a cultivar una audiencia comprometida que verdaderamente confíe en tus recomendaciones, por lo que es improbable que este modelo te brinde resultados a corto plazo.

Además de la flexibilidad y la inversión, otro punto donde debes poner especial cuidado al elegir un modelo de monetización, es que esté altamente alineado con el estilo de vida que deseas llevar y cómo quieres que luzca tu día a día.

Vamos, hay que ser realistas y estar conscientes de que probablemente los primeros años de nuestro negocio no nos brinden días 100% ideales pues es mucho, muuuucho el trabajo que implica echar a andar un negocio digital. Tenemos que crear mucho contenido, establecer ciertos sistemas y automatizaciones y, todo esto, sumarlo al trabajo para clientes o al trabajo tradicional que tengamos mientras en negocio funciona, por ejemplo.

Sin embargo, a sabiendas de que, sin importar el modelo de negocio, los primeros años implicarán más horas y concentración de nuestra parte, el modelo de monetización que elijamos para nuestro biz debe, de alguna forma, día con día acercarnos cada vez más a lograr el estilo de vida deseado.

No todo está en el hecho de hacer dinero, la clave está en disfrutar la forma en que nos ganamos ese dinero, te digo por experiencia que puedes facturar mucho y aún así sentirte completamente drenada y desalineada.

Así que no hagas caso omiso de este punto y plantéate cuestiones como:

  • ¿Cuántas horas al día quieres trabajar? ¿Cuántos días a la semana?

  • ¿Quieres un trabajo que pueda acompañarte mientras viajas?

  • ¿Estar bañada y arreglada a primera hora del día para una videollamada es algo que te entusiasma o, todo lo contrario, pobre de aquel que te obligue a despertar temprano?

  • ¿Quieres poder tomar vacaciones a la par de tus hijos o pareja?

Todo eso va importar mucho a mediano y largo plazo.


Más sobre las distintas formas de hacer dinero en internet en los siguientes artículos:

¿Cómo monetizo el sitio web de mi marca personal?

¿Es posible hacer dinero mientras duermes?


¿A quién te diriges?

Para finalizar debes definir quién es tu cliente ideal.

Si llevas un tiempo investigando sobre emprender online, quizá ya has escuchado este concepto una que otra vez.

El cliente ideal es aquella o aquel cliente con el que te encanta trabajar, está totalmente dispuesta(o) a pagar por tus servicios, te recomienda siempre que puede, lee todos tus contenidos (porque se identifica con todo lo que escribes) y, en resumen, es tu mayor fan.

Pero si vas empezando, ¿de dónde vas a sacar un cliente ideal si aun no has tenido clientes?

Pues lo vas a inventar. Vas a tomar lápiz y papel y harás una descripción detallada de una persona imaginaria con la que te encantaría trabajar.

Algunos expertos llaman a esta persona imaginaria “avatar del cliente ideal” o “buyer persona”, y encontrarás que hay corrientes que recomiendan definir al cliente ideal al grado de que describas su color de ojos y tono de cabello. Yo soy de la idea de que ese tipo de información sólo te sirve si eres estilista, por ejemplo.

Si las características físicas son relevantes para la temática que tratas en tu negocio y/o si asignarle este tipo de datos a tu persona te sirve para imaginarla mejor, adelante, describe hasta el tono de esmalte de uñas que le gusta usar.

Sin embargo, más allá de las características físicas, queremos definir un perfil demográfico, que incluirá información cómo:

  • Genero

  • Edad

  • Localidad

  • Estado civil

  • Ocupación

  • Hobbies

  • Ingresos

  • etc.

Un perfil psicológico y emocional, donde se incluirán descripciones como:

  • Metas

  • Miedos y preocupaciones

  • Sueños y anhelos

  • Retos

  • Valores

  • Qué le gusta y qué no

  • Qué le motiva

  • Qué le interesa

Cuanto más detallados sean estos perfiles, mejor. Ponerle nombre puede ayudar también.

Una vez desarrollados estos perfiles sobre tu persona imaginaria, lo más importante es plantear una hipótesis sobre cómo se siente tu cliente ideal respecto al problema o necesidad que tu producto o servicio puede resolver:

  • ¿Es algo que le angustia?

  • ¿Es algo que le da vergüenza?

  • ¿Es algo que le ha quitado mucho tiempo y/o dinero?

  • ¿Cómo va a sentirse una vez que haya resuelto este problema o necesidad?

  • ¿Qué expectativas tiene de colaborar con un especialista como tú?

Esta información debe convertirse en la brújula que marque el norte de cualquier proceso creativo en tu negocio.

Todos los textos de tu web, e-mail, redes sociales, artículos, guiones para videos o podcasts, páginas de venta, anuncios y más, se dirigirán a esta persona. Tu branding deberá diseñarse pensado en esta persona. La creación de tus servicios y productos servirán a esta persona… etc, etc, etc.

Si quieres trabajar con clientes ideal, tienes que dirigirte a tus clientes ideales con todo.

Muchas veces tenemos la impresión de que nuestro tema puede ser de interés para una gran mayoría y es tentador querer dirigirnos de forma muy genérica a nuestra audiencia para no excluir a nadie, sin embargo, de esa forma lo que logramos en no incluir a nadie. Detente a pensar cuándo fue la última vez que un mensaje genérico e impersonal te causo alguna emoción que no fuera un simple “blah”…

Definir a tu cliente ideal ayudará a que tu mensaje de marca se destaque entre el ruido de todas las marcas que están buscando destacar en internet.

Ahora, esta persona ficticia sólo sirve para comenzar. Conforme vayas tratando con clientes reales, será importante que corrobores tu descripción, que le hagas ajustes y que agregues toda la información que vayas recolectando sobre tus clientes que te parezca relevante.


Checa esta entrevista con Andrea Rubiano donde conversamos sobre el cliente ideal.


Así que hemos completado el paso #1. Tenemos una propuesta de negocio que deja saber en qué ayudamos, cómo generamos ingresos y a quién nos dirigimos.

2. Traza tu plan de visibilidad

¿Cómo van a descubrir nuestro biz en el basto mundo del internet?

En el primer paso hemos hablado de la idea de posicionarnos como expertas en algún tema. Sin embargo, para hacerlo debemos crear contenidos que hagan dos tareas principales:

  1. Contenidos que demuestren los conocimientos y experiencia que tenemos sobre nuestro tema

  2. Contenidos que nos permitan aparecer como respuesta a las búsquedas que la gente hace en internet todos los días

En la actualidad, cuando queremos resolver una duda acudimos a internet. Ya sea que realicemos una búsqueda en Google, Youtube o Pinterest, todo comienza con nosotros tecleando en el buscador y revisando las opciones que aparecen.

Entre las opciones habrá algún título que atrape nuestra atención, así que hacemos click y esperamos que el contenido nos ayude a resolver nuestra duda. Si es así, nos quedamos a consumir el contenido y tomamos alguna acción de acuerdo a lo que hemos encontrado, si no, volvemos atrás para seguir buscando.

Ahora detente a pensar que lo mismo sucede con tus posibles clientes cuando tienen una duda sobre tu tema.

Para aparecer en sus búsquedas, debemos crear contenidos que resuelvan sus posibles dudas. He aquí una de las razones por las que definir a tu cliente ideal es taaaaan importante.

Así que necesitamos ideas de temas para tus contenidos, muchas ideas. Todo comienza con lápiz, papel y trabajo mental.

Haz una lista, lo más larga posible de temas relacionados con la propuesta de tu negocio, temas en los que consideres que tus posibles clientes puedan estar interesados. Una lista larga… larga como de 30 temas mínimo.

Después, apóyate de las sugerencias de Google y de Pinterest para expandir tus ideas.

buscar-ideas-para-nuevos-contenidos-en-google.png

Finalmente, puedes recurrir a la herramienta Answer The Public para encontrar ¡más ideas!

encontrar-ideas-para-crear-contenidos-usando-answer-the-public.png

Para trazar tu plan de visibilidad, necesitas definir 3 ingredientes:

Formato:

  • Texto

  • Video

  • Audio

Plataforma(s):

  • YouTube

  • ITunes

  • Instagram

  • etc…

Periodicidad de tu calendario editorial:

  • 1 vez a la semana

  • 1 vez a la quincena

  • 2 veces por semana

  • etc…

Recomiendo que independientemente del formato, que elijas un máximo de 3 plataformas al iniciar para que tengas una presencia verdaderamente intencional en cada una y que siempre albergues tus contenidos en el blog de tu web.

Recuerda que nada está escrito en piedra. El hecho de que decidas publicar dos videos a la semana en YouTube, no quiere decir que más adelante no puedas cambiar y optar por publicar un episodio de podcast por semana.

Lo importante es definir un plan para iniciar y apegarte a ese plan al menos unos 6 meses pues internet funciona a base de constancia.


Revisa mi artículo Primeros pasos para crear un blog para profundizar más en este punto :)

3. Configura tu tecnología:

Esta puede ser la parte que más resistencia te genere cuando vas iniciando online.

Lo entiendo perfecto porque he estado ahí, sintiendo que tengo que aprender de un montón de herramientas y términos nuevos. Además, hay tantas opciones tecnológicas para todo en estos días que superar la parálisis por análisis es todo un reto.

Así que voy a indicarte en qué puntos deberías enfocarte al iniciar, para que puedas bloquear toda la información extra que no necesitarás en este primer punto, y voy a darte mis recomendaciones favoritas.

Para iniciar tu negocio online vas a necesitar:

  • Tu sitio web

  • Una dirección de correo electrónico bajo tu dominio web

  • Un proveedor de e-mail marketing

  • Una pasarela de pago

Sitio web

Habrá quien difiera conmigo en que el sitio web no es necesario para comenzar un negocio online, y yo creo que lo dicen porque no saben bien cómo usar un sitio web para impulsar estrategias de posicionamiento y marketing.

Si bien es perfectamente posible que generes ingresos online sin una web, a través de redes sociales, por ejemplo, para construir un negocio en internet hecho y derecho que crezca y se mantenga con el paso del tiempo y que te posicione como referente en tu mercado, la web será indispensable.

Además de las páginas tradicionales como el inicio o el about, en tu web alojarás páginas de aterrizaje y de ventas, que son indispensables para hacer crecer tu audiencia y para cerrar ventas… así te bases exclusivamente en las redes sociales para ganar visibilidad.

Para crear tu web necesitarás:

  1. Adquirir tu dominio web, es decir elnombredetunegocio.com

  2. Pagar por el alojamiento (hosting) de tu web, que es algo así como pagar la renta de tu terrenito digital

  3. Adquirir alguna plantilla o tema que te permita diseñar tu web con mayor facilidad

  4. Asegurarte de que tu web esté segura de hackeos

Mi recomendación sin lugar a dudas para crear la web de tu negocio digital si vas a ofrecer servicios y/o productos digitales es Squarespace.

Squarespace es un constructor de sitios web todo en uno, con funciones altamente curadas que se encargará de todo lo que requiere tu web para funcionar (y más), de una forma simple e intuitiva. Squarespace te ofrece:

  • Hosting

  • Maquetador visual

  • Selección de plantillas altamente curada

  • Seguridad

  • Certificado SSL

  • E-Commerce

  • Soporte técnico

  • Diseño web responsive (que se adapta a distintos dispositivos)

  • Blog

  • Etc, etc, etc.

Tu dominio puede adquirirse con Squarespace también (gratis el primer año) de forma que todo lo relacionado a tu web quede en un solo lugar para un gerenciamiento mucho más simple.



Si tu modelo de monetización está altamente sujeto a la venta de productos físicos y vas a manejar inventarios grandes, tu mejor alternativa probablemente será Shopify.


Correo electrónico

Antes de poder instalar nuestro plan de e-mail marketing, que es de lo que tratan los siguientes puntos, necesitamos una dirección de correo electrónico brandeada, es decir, algo así como hola@elnombredetunegocio.com

Más allá de reforzar tu posicionamiento, pues una dirección de correo electrónico brandeada luce mucho mucho mucho más profesional que una con terminación gmail o hotmail, por ejemplo, esto es necesario porque los correos que envíes a través de tu proveedor de e-mail marketing seguramente serán señalados como spam si no vienen de un correo verificado con tu dominio web.


En este artículo te muestro cómo conseguir una dirección de correo electrónico profesional con Gmail a través de Squarespace en unos cuantos clicks. Cuesta unos 60 USD al año.

Una opción que también puedes revisar es Zoho. Obtendrás tu primera dirección de forma gratuita, sin embargo es un poco más complejo conectar todo.


Proveedor de email marketing

Este proveedor es un software que te permitirá manejar tus listas de contactos.

Verás, al emprender online, tu bien más preciado será tu lista de contactos.

¿Y por qué son más importantes tus contactos de email que los seguidores en redes sociales, por ejemplo? Porque la lista de contactos te pertenece.

Esta lista se alimenta de los correos electrónicos de aquellas personas que voluntariamente hayan indicado que quieren estar en contacto contigo, generalmente, al haberse suscrito en algún formulario de tu sitio web.

El contacto con tus seguidores en redes sociales, por otro lado, no te pertenece y puedes perderlo en cuanto la red social pase de moda, cambie sus términos y condiciones o desaparezca.

Para que tu negocio online pueda crecer y mantenerse, requieres una lista de contactos con suscriptores interesados en las novedades que tengas para compartir.

He aquí donde el proveedor de email marketing entra en juego. El servicio que te ofrece te permitirá:

  • sumar suscriptores a tu lista de contactos mediante formularios en tu web

  • enviar boletines a tus suscriptores

  • entregar recursos gratuitos de forma automatizada a tus nuevos suscriptores 

  • activar series de correos automatizados según las distintas acciones que realicen tus suscriptores

  • trackear tasas de apertura de tus mail, clicks en los botones de tus mails y todo tipo de analíticas

Algunos de los servicios con mayores recomendaciones son ConvertKit y Active Campaing. Por mi parte comencé usando Mailchimp, probé las Campañas de Squarespace y actualmente me encuentro feliz usando Mailerlite.

Me ha parecido que esta última cuenta con una interface muy intuitiva, es decir, es relativamente fácil entender su funcionamiento para crear tu primera automatización básica. En la medida que vayas avanzando, encontrarás que también tiene muy buenas funciones que puedes implementar una vez que comiences a crear campañas más complejas y automatizaciones más complejas. Su última gran gracia es que es gratuita hasta los primeros 1000 suscriptores.



Pasarela de pago

Será la herramienta que te permita realizar cobros desde tu sitio web.

Este punto depende muchísimo de tu país pues no todas las pasarelas funcionan en todos los países.

Si te encuentras en un país que te permita usar Stripe, definitivamente es una excelente opción.

También 2Checkout y obviamente Paypal, son otras opciones que puedes revisar.

Squarespace conecta de forma integral con Stripe y Paypal. Esto quiere decir que Squarespace se encarga de la parte que procesa tu pago de cara al cliente: botón de compra, carrito y check out.

Stripe y/o Paypal en este caso se encargan de la parte que no ven los clientes: procesar la información de las tarjetas de crédito, hacer el cargo y llevarlo a tu cuenta.

Si en tu país no cuentas con el servicio de Stripe, puede revisar las pasarelas de pago existentes y revisar si existe la capacidad de embeber productos y botones de compra mediante código HTML en Squarespace. Esto es menos complicado de lo que suena y será algo que tendrás que comprobar para cualquier plataforma que elijas para tu sitio web.

Información más detallada dependerá del país en el que te encuentres.

4. Crea un servicio o producto Beta

Después de configurar la tecnología de tu negocio online, llega el momento de desarrollar tu primer servicio o producto digital.

Mi recomendación es que tengas algo para ofrecer en tu web lo antes posible, por aquello de que negocio que no vende es sencillamente un hobby.

Vender tus servicios o productos, por pocos clientes que tengas en un principio, también es una forma de validar la propuesta de tu negocio.

Sin embargo, en esta etapa inicial será difícil que desarrolles un producto o servicio estrella muy complejo. Se requiere de la experiencia de trabajar con clientes para crear algo así.

Mi recomendación es que ofrezcas un servicio sencillo como asesorías sueltas, por ejemplo, o un producto digital pequeño como un cuaderno de trabajo o una plantilla.

Procura que esta primera oferta de tu negocio realmente sirva a tu cliente ideal pues es precisamente el feedback que requieres para ir mejorando en un futuro.

Iniciar con un servicio o producto beta, aún si quizá no está desarrollado al 100, impedirá que pases todo tu tiempo perfeccionando lo que vayas a ofrecer y te dejará tiempo para dedicarte a lo más importante: implementar tu plan de visibilidad.

5. Crea un recurso para ofrecer gratuitamente

Una vez que sepas qué vas a vender, tendrás que crear un recurso gratuito que puedas ofrecer en tu web a cambio de que tus visitantes se suscriban a tu lista de contactos.

¿Recuerdas que ya has elegido un proveedor de email marketing? Pues esta es la primera gran gracia que te ayudará a realizar.

Este paso es importante porque virtualmente nadie hoy en día está dispuesto a abrir las puertas de su bandeja de entrada por la simple promesa de recibir un “boletín con las últimas novedades”, la competencia por la atención es grande y debemos esforzarnos en ofrecer algo más interesante.

Un recurso gratuito atractivo puede presentarse en forma de guía, checklist, cuaderno de trabajo, curso de email, video entrenamiento, etc, etc, etc… Aquí te dejo 11 ideas explicadas a detalle.

Aunque el formato puede ser importante, lo vital que debe hacer tu recurso gratuito es funcionar como un puente entre el contenido que publicas en tu blog y el servicio o producto que ofreces.

Tu recurso gratuito debe ayudarte a reforzar tu posicionamiento como experta, a ganar la confianza de tu nuevo suscriptor y, de alguna forma, también debe sentar las bases para que puedas explicar los beneficios de trabajar contigo y por qué es el siguiente paso lógico a dar.

Es decir, si ofreces servicios de fotografía para boda, puedes ofrecer una guía de las mejores poses para parejas... Aquí nada tendría que ver una guía sobre cómo comenzar a usar tu cámara profesional, por ejemplo.

Si ofreces servicios de diseño de imagen de marca, puedes ofrecer una checklist que le indique a tus prospectos si ha llegado la hora de dejar atrás su viejo logo e invertir en un diseño nuevo… Probablemente un mini curso sobre cómo usar Ilustrator no va a atraer a tu cliente ideal.

Un ejemplo es el recurso gratuito que he creado para acompañar especialmente este post. Un cuaderno de trabajo que te ayuda a implementar todos los pasos incluidos en la guía de este post:

6. Lanza tu negocio

Este paso puede ser tan sencillo o complejo como desees.

Si tienes mucha claridad en cuanto a tu tema, tu cliente ideal y tu servicio o producto beta, quizá te sea posible hacer un lanzamiento más “rimbombante” por decirlo de alguna manera.

Es decir, podrías generar un poco de ruido en redes sociales con una serie de transmisiones en vivo o un sorteo que culminen el día que tu web salga al público.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, nadie tiene el espacio mentar para algo así recién inicia su aventura digital, no te preocupes si es tu caso porque es lo normal.

Yo sugiero iniciar con calma y foco.

Fija una fecha de lanzamiento y asegúrate de contar con lo siguiente para ese día:

  • Web con páginas básicas (inicio, about, página de venta de tu servicio o producto, contacto, página de aterrizaje para promover tu recurso gratuito, blog con al menos una entrada publicada).

  • Calendario editorial organizado con los títulos de las siguientes 3 publicaciones y sus fechas de publicación (ideal si tienes el contenido ya creado y los post ya programados en tu web para salir al aire).

  • Formularios de suscripción instalados en tu web (al menos en la página de aterrizaje) conectados a la lista donde habrán de ir agregándose tus nuevos suscriptores (mediante tu proveedor de email marketing).

  • Recurso gratuito conectado para entregarse automáticamente una vez que un nuevo suscriptor se une a tu lista.

No necesitas más para arrancar y no es poco, así que no te compliques sin necesidad.

7. Implementa tu plan de visibilidad

Este paso se explica por sí solo, prácticamente. Tienes que cumplir lo que hayas establecido para tu plan de visibilidad.

Si tu plan de visibilidad es publicar 2 blogpost por semana y los vas a promover con ayuda de Pinterest e Instagram, cumple con ello.

Si tu plan de visibilidad es publicar un episodio de podcast a la semana y promoverlo por Twiter, cumple con ello.

Si tu plan de visibilidad es transmitir en vivo por Facebook una vez a la semana, y subir la grabación a YouTube, cumple con ello.

Implementar tu plan de visibilidad realmente significa mantenerte al día con tu calendario editorial, sencillamente creo que cuando nos damos cuenta de que llevar un calendario editorial se trata de publicar contenidos porque estos son el medio para darnos a conocer y atraer prospectos a nuestra casita digital, el trabajo que representa cumplir con este calendario se vuelve un engrane vital del negocio.

Sin nuevos contenidosno hay visibilidadsin visibilidad no hay visitas a la websin visitas no hay nuevos suscriptores sin suscriptores no hay prospectossin prospectos no hay ventassin ventas no hay negocio.

Cumplir con tu plan de visibilidad debe ser el foco número uno del primer año de tu negocio digital, como mínimo. Poco a poco, con la llegada de más y más clientes, y con la experiencia y claridad que vayas adquiriendo, podrás implementar nuevos sistemas para atraer más prospectos. Sin embargo, la creación de contenido difícilmente dejará de ser uno de los pilares de tu negocio online.

8. Revisa y afina

Este paso llegará pasados unos 6 meses o quizá hasta un año.

A pesar de que no es un paso inmediato, me gusta la idea de agregarlo aquí porque me parece indispensable para el crecimiento de tu nuevo negocio online.

Pasados unos meses de implementar nuestro plan de visibilidad, las visitas y los suscriptores comenzarán a llegar. Este punto es ideal para revisar si lo que hemos creado hasta el momento funciona o no.

Podrías implementar encuestas, o invitar a algunos de tus suscriptores a una videollamada para hacerles preguntas y ayudarlos a resolver alguna duda.

La idea es que comiences a validar todas tus hipótesis.

  • ¿El tema de tu negocio se ha ido perfilando a uno todavía más concreto?

  • ¿Tu descripción del cliente ideal coincide con el tipo de personas que integran tu audiencia?

  • ¿El servicio o producto que ofreces es realmente la mejor solución que la mayoría de las personas en tu audiencia están buscando?

  • ¿Te está funcionando el tipo de formato o plataforma que has elegido para tus contenidos o quieres probar algo nuevo?

Me parece que este tipo de planteamientos son inevitables y fundamentales, no sólo en los primeros meses de tu negocio, también cada determinado tiempo, pues te darán bases para seguir creciendo y mejorando.

9. Continua aprendiendo

Emprender y, además, hacerlo online, te llevará en un viaje de eterno aprendizaje y autodescubrimiento.

Es vital que te subas al tren y que no te bajes. No pienses nunca que ya lo sabes todo.

Por un lado, en internet todo evoluciona a un paso mucho más acelerado que en los negocios tradicionales. Por el otro, emprender requiere que nuestro cerebro y nuestro espíritu estén blindados ante la crítica, el auto-sabotaje y los fracasos porque es imposible evitarlos, de hecho, superarlos estos obstáculos brindará las mayores lecciones del camino.

Cultívate siempre. Además de aprender sobre marketing, enriquece tus conocimientos sobre creatividad, mindset, finanzas, productividad, liderazgo…

Y más allá de lo que puedas aprender de libros, cursos, podcasts, blogpost… haz crecer tu red de colegas. Busca más emprendedores que entiendan lo que quieres construir y tómate un café virtual de vez en cuando con alguien que pueda darte una perspectiva nueva.

Este paso no se acabará nunca y es de los más importantes.


Guárdalo en Pinterest :)

guia-paso-a-paso-para-crear-un-negocio-digital.jpg

También te puede interesar:


Te mando un fuerte abrazo,

nos encontramos muy pronto

y recuerda:

 

Favoritos del blog


Categorías



Crea tu web